AMAR TU CUERPO A PESAR DE

AMAR TU CUERPO A PESAR DE

AMAR TU CUERPO A PESAR DE

Amar tu cuerpo por lo que es y por lo que hace por ti es algo por lo que probablemente habrás luchado. De hecho, conozco a pocas personas que se sientan orgullosas de sus cuerpos.

Y esto es algo que me duele profundamente porque sé todo el sufrimiento que hay ahí.

Pero a menudo explico que amar tu cuerpo te puede resultar algo muy retador si llevas muchos años criticándolo y castigándolo. Para mi, hay dos pasos previos a ese estado tan deseado pero que a menudo se nos visualiza tan lejano. Por un lado la autocompasión y por otro la aceptación

AMAR TU CUERPO: ACEPTACIÓN Y AUTOCOMPASIÓN

La aceptación es el acto de saber  de qué eres capaz tu y de qué es capaz tu cuerpo, de comprender lo que puedes y lo que no puedes  hacer y de estar bien con eso, sea lo que sea.

La autocompasión es el acto de cultivar el amor hacia tu propia persona sin cuestionar ni juzgar, es decir, el amor incondicional.

Para resumir el concepto de aceptación y autocompasión, me encanta la idea de “a pesar de”: a pesar de que mi cuerpo no me guste, a pesar de que mi cuerpo no me permite hacer todo lo que me gustaría, a pesar de que no siento que sea muy simpática, a pesar de que no se me de bien lo artístico…a pesar de todo eso siento que merezco respeto, apreciación y cuidado.

Eso es autocompasión y aceptación hacia uno mismo. 

Personalmente, el cultivo de la autocompasión y la aceptación hacia mi persona son los que me han conducido hacia mi amor propio. Porque mi autoestima ha sido una lucha importante durante toda mi vida. Y como consecuencia de mi baja autoestima, la lucha con mi cuerpo. Si, porque aunque mi cuerpo ha estado siempre dentro de la normativa, mis inseguridades durante muchos años hicieron  que me relacionara con él desde el discurso interno continuo de “demasiado…” o “demasiado poco…”.

Mi relación con la comida como consecuencia de ello durante tiempo tampoco fué buena . Y cómo encima me dedicaba a la salud, información nutricional no me faltaba, así que me debatía  entre comer los alimentos correctos que me decía mi mente para que mi cuerpo no engordara y sentir la urgencia por todos aquellos alimentos que me prohibía y la consecuente culpabilidad.

CUANDO CAMBIÓ TODO

En primer lugar, tengo que decir , y esto es muy importante, que nunca he sufrido bulling por mi cuerpo. Porque aunque muchos de nosotros tenemos que lidiar con una mala imagen corporal, las personas que han recibido mensajes directo o indirectos hacia su cuerpo, han sufrido muchísimo más que yo.

Para mí, la relación con mi cuerpo ha ido muy paralela a la relación conmigo misma.

A medida que aprendí a ser autocompasiva conmigo misma, a aceptarme tal y como soy, a no exigirme tanto y a soltar el perfeccionismo, pude salir de mi zona de confort, empezar a luchar pasito a pasito por las cosas que de verdad me importaban y como consecuencia de todo eso, la confianza en mi misma fue aumentando y por lo tanto, poco a poco dejó de importarme mi imagen corporal.

Pero para eso tuve enfrentarme a mis miedos. Es decir, salir de mi zona de confort y empezar a cuestionar todas mis creencias profundas sobre lo que era o no era capaz de hacer y empezar a actuar “a pesar de”. Y como te decía, para ello, el acompañamiento de la autocompasión fué clave. es decir, aprendí ser amable conmigo misma cuando las cosas no me salía como tenía planeado y a la vez pude seguir motivándome para perseguir esas pequeñas conquistas que me había propuesto.

AUTOCONFIANZA, AUTOESTIMA E IMAGEN CORPORAL

Cada vez que dejas de hacer algo por tu imagen corporal, por tu perfeccionismo o por tu autoexigencia, estás reforzando la falta de confianza en ti misma, y por tanto tu autoestima.

Así que te diría que si quieres llegar a amar tu cuerpo, deja de pensar en ello y céntrate en la relación que tienes contigo misma. Empieza a cultivar la compasión hacia ti, el respetarte y tratarte con cariño a pesar de todas esas cosas que no te gustan de ti misma. Solo así, poco a poco, irás sintiéndote más segura y confiada en ti, más empoderada, y el cuerpo dejará de tener la importancia que tiene ahora para ti.

Empezar a aceptar todas las pequeñas imperfecciones que tienes. Ese es el gran paso que a la larga incluso te llevará a sentirte orgullosa de poder estar a gusto con todas esas pequeñas imperfecciones, con todos esos “a pesar de”.

Aceptar tus pequeñas imperfecciones es el mayor acto de rebeldía que puedes hacer.

Así que por favor, cada vez que tu mente te lance mensajes de autoataque, no los escuches. Lleva compasion hacia esas voces que te han acompañado durante tantos años porque probablemente tuvieron una función, pero suéltalas como pajaros en el cielo que se van volando. Porque ya no te sirven. Y empieza a caminar, pasito tras pasito. Sal a bailar, lánzate a la piscina, vete de peregrina, ten una cita, renueva tu ropa interior, lee libros y coméntalos con tus amigas, apúntate curso, …en definitiva,… ¡comprométete con la vida! 

Amarte a ti misma exige acción, así que sal ahí fuera y muestra al mundo tu luz. Dedícate tiempo y haz lo que sea necesario para sentirte bien contigo misma. No te arrepentirás, lo prometo.

Aprovecho para informarte que e mayo/junio tendrá lugar una nueva edición  de mi curso  de Mindful Eating  y autocompasión “Yo me cuido sin dietas”.  Encuentras aquí toda la info. 

Besos

Mireia

MIREIA HURTADO. PSICÓLOGA, TÉCNICO EN DIETÉTICA Y NUTRICIÓN Y ESPECIALISTA EN ALIMENTACIÓN CONSCIENTE, MINDFULNESS Y COMPASIÓN.


Espero que este artículo te haya resultado interesante. Si crees que necesitas más ayuda para poner paz a tu relación con la comida y cuidarte sin dietas ni restricciones, estaré encantada de explicarte cómo te puedo ayudar. 

SOLICITAR ENTREVISTA


POSTS RELACIONADOS

HAGAMOS DEL 2019 UN AÑO LIBRE DE DIETAS

COMIDA Y ESPIRITUALIDAD

SAN VALENTÍN: QUIÉRETE PRACTICANDO LA AUTOCOMPASIÓN.

LA SATISFACCIÓN Y MI FIERA INTERNA.

3 CONSEJOS PARA EMPEZAR A CULTIVAR LA ACEPTACIÓN CORPORAL ESTE VERANO

COMPASIÓN Y COMER EMOCIONAL

EL MOMENTO PRESENTE ES EL ÚNICO LUGAR EN EL QUE TE PUEDES CUIDAR

APRENDER A ACEPTAR EL CUERPO

COMER EMOCIONAL Y DIETA, EL CICLO DEL QUE ES POSIBLE SALIR

Comments (6)

  • Magda Reply

    Quan un s’atreveix a mirar a la vida se cara, de manera honesta i a dir-se que malgrst que el que ens envolta és important el més important és un mateix i llavors actúa en conseqüèncis és converteix en un savi. Per qué és coherent i autènticGràcies per compartir anb nosaltres la teva saviessa que ens ressona.
    Gràcies pel regal del dissabte passat. Ojalà trobem més espais.😘

    28 marzo, 2019 at 9:54 pm
    • MIREIA HURTADO Reply

      Gracias por compartir MagdA. Un abrazo cálido

      4 abril, 2019 at 11:57 am
  • Ana becerra Reply

    Mireia me ha encantado. Compartir tu vivencia interior es muy generoso por tu parte..un beso grande

    30 marzo, 2019 at 8:17 am
    • MIREIA HURTADO Reply

      Hola Ana, me alegro que te haya gustado, cuando compatimos nuestras vulnerabilidades nos sentimos un poquito más cerca. Un abrazo

      4 abril, 2019 at 11:56 am
  • Magda de la Maza Reply

    Gracias, gracias, gracias… Parece que lo hayas escrito para mí.
    Sigue sorprendiéndome cuánto resuena en mí todo lo que dices.
    Gracias por descubrir tu “don” y compartirlo

    30 marzo, 2019 at 4:47 pm
    • MIREIA HURTADO Reply

      Gracias a ti Magda por compartir, un placer hacer camino con vosotras. Un abrazo cálido

      4 abril, 2019 at 11:55 am

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La información que nos facilitas será tratada por Mireia Hurtado, responsable de la web, con el fin de gestionar y publicar los comentarios del blog. Los datos proporcionados se conservarán mientras exista interés por ambas partes. La legitimación se obtiene mediante tu consentimiento. Los datos no se cederán a terceros. Podrás ejercer tus derechos en info@mireiahurtado.es.


Descárgate mi guia para reducir el estrés y el comer emocional y empieza a cuidarte ya. Empieza a cuidarte HOY