15 Tips para comer menos y disfrutar más estas Navidades

comer menos y disfrutar más

15 Tips para comer menos y disfrutar más estas Navidades

He preparado estos consejos para que te pueden ayudar a comer menos y disfrutar más estas navidades. Según mi experiencia, muchas personas se acercan a la navidad con sentimientos encontrados. Por un lado, la felicidad de estar con los suyos con una talante festivo y de harmonia, y por otro, con la ansiedad que genera tener delante tanta comida y tan buena y acabar sucumbiendo a los excesos. Si te sientes identificado con esto, espero que estos consejos te sean de ayuda:

1. Empieza ya, hoy mismo, con tu compromiso de cuidarte más y comer más conscientemente, en vez de dejarlo para Enero.

Comer entre extremos (hacer dieta estricta o abandonarse completamente) está comprobado que es uno de los causante del efecto yo-yo. Si tienes en tu mente que en Enero empezarás la dieta, será fácil que caigas en la tentación de comer más de la cuenta ahora (ya que más adelante ya no lo podrás hacer)
Por tanto, puedes empezar hoy el camino de dejar atrás eso de “pasadas las fiestas me pongo a dieta”, e intentar comer de forma más flexible desde este momento.
Para empezar a cultivar esa flexibilidad, te invito a que no te prives de nada, pero pregúntate, ¿realmente lo quiero?, ¿si pudiera comer de esto siempre que quisiera, comería tanto ahora mismo?

2. Valora hacer un tentempié antes de la celebración, te ayudará a no llegar con tanta hambre.

Una manzana o unos frutos secos pueden ser suficiente para llegar a la celebración con un nivel de hambre cómoda que te permita escoger y comer de forma más tranquila.

3. Respira y establece una intención para esa comida.

A veces podemos sentirnos superados por tanta comida y tan buena. Antes de comer, haz unas respiraciones profundas y  establece una intención para esa comida: ¿Cómo quiero que se sienta mi estómago después de esta comida, lleno de forma cómoda, muy lleno o demasiado lleno?

4. En los entrantes, antes de lanzarte sobre la comida, te invito a observar atentamente todos los platos, sin prisa, tomando consciencia de lo que realmente te apetece.

Cuando lo hayas decidido, escógelo, y sírvetelo en tu plato, evitando cogerlo directamente de la fuente. Una vez te hayas servido todo lo que quieres comer, obsérvalo con atención, nutriendo tus ojos con esos alimentos que vas a disfrutar.

5. No renuncies a nada, pero reduce porciones.

6. Recuerda que el alcohol hace perder la consciencia.

Te puede hacer olvidar esa primera intención de no comer demasiado. Para beber menos alcohol, te propongo empezar la comida con agua o zumo natural de frutas, y empezar a beberlo en el segundo plato.

7.Mientras comas, intenta mantener la presencia en la boca, a la vez que conversas.

Saboreando cada bocado, masticándolo con consciencia, disfrutarás más de la comida.

8. Intenta dejar los cubiertos en la mesa entre bocados.

Enlentecerás el ritmo de la comida, esto te permitirá comer menos y estar más presente en las señales de saciedad que te envíe tu estómago.

9. Antes de comer el segundo plato, vuelve a conectar con tu estómago.

Pregúntate cuánta más comida le quieres dar a tu estómago y recuerda tu intención inicial sobre cómo te querías sentir al acabar la comida.

10. Recuerda que no es tu responsabilidad hacer feliz a alguien comiendo en exceso

aunque les llevara horas preparar esa comida.

11. Y puedes decir simplemente…”no quiero más, gracias”,

Sin tener que dar ninguna otra explicación…o puedes repetir plato, sin sentirte culpable, si es eso lo que realmente quieres.

12. ¡Levántate!

Si la comida se alarga mucho, estarás mucho más tent@ de seguir comiendo. Rompe con ese momento ayudando a recoger, saliendo al balcón o incluso yendo al baño. Cuando hagas estas actividades, aprovecha para hacer unas respiraciones conscientes, llevando la atención a cómo entra y sale el aire por tu nariz, y volviendo a conectar con tu estómago, sin juzgar lo que sientes.

13. Si después de comer te sientes demasiado llen@, no te juzgues ni critiques.

Haciéndolo solo conseguirás sentirte peor. Empezar a comer más conscientemente es el camino de la flexibilidad, no el de la perfección.

“Recuerda que tu intención inicial era cuidarte mejor estas navidades, y eso es lo que cuenta”

14. ¡No intentes practicar todos estos tips a la vez!

Te propongo que leas este post atentamente varias veces, quedándote con los consejos para “comer comer menos y disfrutar más” que más te resuenen o con los que creas que puedes practicar más fácilmente. Recuerda, el objetivo de Mindful Eating no es de la perfección, sino darte cuenta de cómo puedes cuidar mejor de ti misma@ a través de la consciencia plena.

 

15. ¡Y no olvides que puedes volver a comer todos esos alimentos siempre que quieras!

¡La libertad está en tus manos!

Si además de estos tips para comer menos y disfrutar más te gustaría saber más consejos para cuidarte mejor,  te invito a leer este otro post, “10 estrategias que te pueden ayudar a comer menos sin darte cuenta”.

¡Te deseo unas felices y conscientes navidades!

 


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR

Descarga mi nueva guía!

 

Aprenderás a reducir tu estrés y mejorar tu relación con la comida.

Meditación del Hambre incluída en el interior.

Revisa tu email para DESCARGAR tu guía. Gracias!