LA SATISFACCIÓN Y MI FIERA INTERNA.

satisfacción

LA SATISFACCIÓN Y MI FIERA INTERNA.

Me encanta el concepto de satisfacción. Aprendí a indagar sobre este sentimiento a raíz de mi formación en el programa Mindful Eating Conscious Living (MECL) con Jan Chozen Bays y Char Wilkins.

Aprender y experimentar a cerca de la diferencia entre plenitud de estómago y satisfacción me ha ayudado mucho a cuidarme y lo mismo observo con mis pacientes, que a menudo confunden ambos conceptos.

Como Jan Chozen Bays describe perfectamente en este post (está en inglés pero os prometo traducción en breve): “Satisfacción y plenitud – dos aspectos diferentes del hambre y dos experiencias muy diferentes” :

  • La plenitud es una sensación física, una medida del volumen y de cuánto se estira el estómago al comer. La plenitud está relacionada con ser consciente de lo que llamamos “hambre de estómago”. El hambre de estómago se satisface con la cantidad adecuada de alimento.
  • En cambio, la satisfacción es un sentimiento emocional, un sentimiento de alegría o paz interior. La satisfacción está relacionada con lo que llamamos “hambre de corazón”. El hambre de corazón está satisfecha cuando sentimos conexión, intimidad y simple felicidad.

Qué es para mi la satisfacción

Personalmente experimento la satisfacción cuando permito que las cosas sean como son, cuando dejo de perseguir algo que está delante de mí y que nunca acabo de alcanzar.

La insatisfacción me ha perseguido desde que tengo memoria de mi misma, y durante muchos años y me ha llevado a hacer conductas poco saludables, con la comida, el alcohol y e incluso con las relaciones personales.

Para mí la insatisfacción es un sentimiento de no ser suficiente, de no saber lo suficiente, no ser lo suficiente buena madre, hija, etc…  De que me falta algo que persigo  para llenarlo de alguna manera, sea cual sea, confundiendo plenitud con satisfacción.

Visualizo mi insatisfacción como una fiera dentro de mí, una fiera inquieta y hambrienta, pidiendo y pidiendo en forma de rugido o arañazo en mis tripas para que le dé más. ¡Cuando la insatisfacción acecha es tan fácil acallarla llenando con comida ese vacío!

Cuando era jovencita aprendí rápido a acallar la fiera, comiendo para llenar ese malestar, pero siempre se volvía a despertar. La tranquilidad duraba poco porque la culpabilidad y la vergüenza despertaban otra vez a  mi fiera.

Con los años mi fiera se ha ido calmando, pero no ha sido hasta que he aprendido  a estar presente con  todas mis emociones, mis pensamientos,  creencias, con aceptación y sin juicio, haciendo espacio a todo lo que va surgiendo con compasión y amabilidad, que mi fiera ha empezado  a sentirse más tranquila.

Ahora conozco bastante bien a mi fiera, y sé qué es lo que la pone nerviosa. Ese viejo conocido, el “no es suficientemente” sigue  apareciendo  de múltiples formas. Últimamente, le da por comprar libros de mindfulness y compasión porque claro, nunca sé lo suficiente. Como los leo en un ebook, no me doy cuenta y ya le he dado al botón de comprar, cuando tengo en la cola tres o cuatro por delante para leer.

Pero ahora he aprendido a parar, y entonces me acerco a mi fiera, le miro a los ojos y le digo: hola colega, tú de nuevo aquí, ¿qué me quieres decir esta vez? ¿Hay algo a lo que tengo que atender especialmente? ¿O tal vez es algo que tengo que soltar?

SATISFACCIÓN: VALORARME A MI MISMA Y SOLTAR MI VOZ PERFECCIONISTA

Para experimentar satisfacción he tenido que aprender a nutrirme y valorarme por un lado y soltar el perfeccionismo y la autoexigencia por otro, es decir, aprender a aceptarme tal y como soy.

Para mí la satisfacción es ese equilibrio entre el suficiente y el demasiado. Demasiada comida, demasiados libros, demasiados  alcohol….sé que buscan llenar un “no soy suficiente”. 

Asocio la satisfacción a la aceptación, a la confianza, a la paciencia y al respeto y la práctica de mindfulness y compasión me han ayudado a todo eso.

Cuando me siento a meditar y estoy en contacto con mis pensamientos, sensaciones y emociones y les doy espacio con aceptación y sin juicio, puedo soltar ese pensamiento de no soy suficiente, darme compasión y nutrirme emocionalmente. Es entonces cuando mi fiera se calma.

Ahora mi fiera está mucho más tranquila, ya no suele rugir, pero de vez en cuando me la encuentro merodeando nerviosa en mi interior, buscando. Ya no está famélica, pero todavía me da alguna zarpada buscando comida. Entonces me siento  escucharla de forma compasiva y le pregunto,  ¿qué me quieres decir? ¿Qué es lo que necesito atender en este momento? ¿Qué es lo que necesito soltar en este momento? ¿Qué es lo que necesito nutrir?

¿Y tú, has experimentado la diferencia entre la satisfacción y la plenitud?
¿También tienes una fiera interna que te impide sentirte satisfecha?

Mireia Hurtado, psicóloga especialista en Mindful Eating y Compasión.

Publicado originariamente en el blog Mindful Eating Conscious Living “Satisfaction and my Internal Beast”. 

.

Comments (12)

  • Marina Reply

    Muy bonito tu escrito! Me siento muy identificada con el sentimiento de inferioridad (no ser suficiente) e incluso con los libros en cola en el lector de ebooks!
    Y es cierto, todo fluye mucho mejor cuando aprendes a aceptar tus imperfecciones, y a reírte de ellas…
    Y cierto es que a la que te relajas, vuelve a aparecer la fiera. Creo que no se acabará de ir nunca, y lo bonito es que el vez de luchar contra ella, como tú dices, la compasión funciona mucho mejor.

    8 noviembre, 2017 at 7:26 pm
    • SUNRISE Reply

      Hola Marina, muchas gracias por tu comentario, que bueno es no sentirnos solas en esto, ¿verdad? Ese “no soy sufienciente” es más común de lo que nos pensamos. ¡Un abrazo!

      8 noviembre, 2017 at 8:54 pm
  • Violeta Lora Hernández Reply

    Hola Mireia,
    En primer lugar quiero felicitarte por tu trabajo, me encanta tu web y tus artículos. Son muy útiles y al igual que comenta Marina me siento muy identificada.
    Me he visto deborando e-books, libros, conferencias, etc… apuntándome a todos los newsletters de las blogueras de actualidad que divulgan una alimentación saludable, pensando que así alcanzaría la estabilidad.. o lo que yo idealizaba como perfección nutricional y emocional.
    Pero me doy cuenta que iba muy mal encaminada. La solución no está fuera. Está en mi, y lo que necesito es coger a mi fiera y pedirle que necesita.. que le hace falta a mi niña interior… Esa niña perfectamente imperfecta.

    Gracias.
    Un abrazo desde Menorca
    Violeta

    10 noviembre, 2017 at 9:44 am
    • SUNRISE Reply

      Hola Violeta, muchas gracias por tu sinceridad y por tus amables palabras. Como le decía a Marina, no estamos solas en esto y creo que ese sentimiento de conexión nos puede ayudar mucho,además de cultivar la autocompasión, la amabilidad y la aceptación para poder salir de ese trance de la “no valía”. ¡Un abrazo cordial!

      12 noviembre, 2017 at 9:03 pm
  • Aldonza María Piñón Aldana Reply

    Gracias Mireia por compartirnos tu experiencia y conocimientos. Maravilloso y real. Me dejas mucho. Abrazos y bendiciones!

    10 noviembre, 2017 at 11:19 am
    • SUNRISE Reply

      Hola Aldonda, me alegro que te haya llegado, ¡te envío un fuerte abrazo!

      12 noviembre, 2017 at 8:59 pm
  • Maraia Reply

    Me ha gustado mucho

    10 noviembre, 2017 at 1:03 pm
    • SUNRISE Reply

      ¡Gracias Maraia!

      12 noviembre, 2017 at 9:03 pm
  • Rocío Cañas Romero Reply

    Como siempre Mireia haces que me emocione al leerte porque es como si yo misma estuviera contando lo que leo y gracias a ti puedo entender que no es malo sentirme así, solo es cuestión de aprender a aceptar sin juicio aunque esto todavía no consigo hacerlo siempre, sin embargo, gracias a tu enseñanza, poco a poco voy dando pasitos hacia delante. Un millón de gracias.

    13 noviembre, 2017 at 6:20 pm
    • SUNRISE Reply

      Hola Rocío, te agradezco mucho tus comentarios y me alegro que este camino de aprender a aceptarnos y querernos esté dando sus frutos. ¡Un fuerte abrazo!

      14 noviembre, 2017 at 12:41 pm
  • Pilar Reply

    Mireia, me siento identificada 100% con todo lo que dices hasta el punto de que cuando compro algún libro lo intento ocultar a mi familia. Aprovecho para solicitarte un encuentro en Madrid o alrededores.
    gracias

    16 noviembre, 2017 at 10:50 am
    • MIREIA HURTADO Reply

      Hola Pilar, por lo que veo es algo muy común. Gracias por tu aportación y espero que el artículo de haya sido de utilidad. Respecto a lo que me comentas, te envío un correo personal. Un saludo
      Mireia

      16 noviembre, 2017 at 12:03 pm

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Descárgate mi guia para reducir el estrés y el comer emocional y empieza a cuidarte ya. Empieza a cuidarte HOY

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Descarga mi nueva guía!

Descárgate mi guia para reducir el estrés y el comer emocional y empieza a cuidarte ya

Revisa tu email para DESCARGAR tu guía. Gracias!